San Andrés Islas, Colombia

Datos Útiles
Datos Útiles

Recomendaciones para el visitante

1.  Informarse  previamente  del  lugar que va a visitar.

2.  Actuar  siempre  con  respeto  por  el medio ambiente, evite arrojar basuras y no altere la naturaleza.

3. Evitar comprar o tomar especies defauna y flora y sacarlos de su lugar de origen;  es  mucho  mejor  apreciarlas en  su  propio  hábitat  natural.  No  recoger  flores,  no  quebrar  ramas,  no destuir  arbustos  ni  árboles  y  no  encender fogatas.

4. Evitar comprar objetos elaborados a base  de  productos  de  origen  animal (conchas,  caparazón  de  tortuga,  cangrejo,  entre  otros).  Existen  múltiples alternativas  artesanales  para  llevarse un recuerdo de este paraíso sin afectar el ecosistema.

5.  Durante  algunas  épocas  existe  veda para especies como el cangrejo negro, la langosta  y  el  caracol  pala.  Evitar  consumirlos durante ese periodo.

6. Cuando se transite cerca de los manglares,  pastos  marinos  o  arrecifes,  conducir lentamente el jetsky o la lancha.

Planeando el viaje

Tenga presente que: En época de temporada turística, las empresas  de  aviación  copan  sus  vuelos  y  el costo  de  los  tiquetes  aumenta.  Por  consiguiente, una vez definido el destino y la fecha, se deben obtener lo más pronto posible   los   pasajes.   Igual   sucede   con   el alojamiento:  es  necesario  hacer  las  reservaciones, bien sea de manera directa o por intermedio de una agencia de viajes. 

Las islas tienen durante todo el año un clima cálido y agradable. La temperatura oscila entre los 25 y los 29 ºC y por consiguiente, se recomienda llevar ropa ligera,  preferiblemente  de  algodón;  sandalias,   zapatos   deportivos   o   de   playa, pantalones cortos y cachucha o sombrero. 

Llevar  suficiente  dinero  en  efectivo  al  llegar al aeropuerto. Para ingresar al archipiélago, es indispensable adquirir una Tarjetade  Visitante  elaborada  y  controlada  por  la Occre (Oficina de Control de Circulación y Residencia),  la  cual  se  adquiere  generalmente en los counters de las aerolíneas o en  las  salas  de  ingreso  a  los  aeropuertos Rojas Pinilla de San Andrés y El Embrujo de Providencia. Además, si desde San Andrés se va a Providencia o viceversa, en el aeropuerto  de  Providencia  será  requerida  la Tarjeta de Visitante junto con el documento de  identificación.  Si  la  tarjeta  se  extravía, será cobrada nuevamente. 

Para  el  regreso  al  interior  del  país,  es necesario  conservar  las  facturas  si  ha comprado  mercancías,  ya  que  en  caso de ser requeridas por las autoridades de la Aduana se deben presentar junto con su  respectivo  documento  de  identidad  y acreditar su procedencia.

Tener en cuenta que los viajeros provenientes  del  archipiélago,  luego  de una permanencia mínima de dos días, tienen el derecho, personal e intransferible, de ingresar al resto del territorio nacional artículos nuevos para uso personal  o  doméstico,  hasta  por  un valor  de  2.500  dólares,  exentos  de todo  gravemen  y  libres  de  derechos de importación.

Cómo llegar Vía aérea

A  San  Andrés  se  llega  por  vía  aérea desde  varias  ciudades  de  Colombia  y del exterior.

El  archipiélago  es  frecuentado  por  turistas  de  distintos  países  del  mundo,  que generalmente  llegan  en  excursiones  organizadas  y  en  vuelos charter.  Las  empresas  aéreas  colombianas  que  operan regularmente  a  las  islas  son  Lan, Avianca y Vivacolombia Desde San Andrés se llega a Providencia y Santa Catalina en un vuelo de 20 minutos.Vía marítima San Andrés, y a veces Providencia, están consideradas escalas importantes dentro de  algunos  itinerarios  turísticos  de  compañías  navieras  que  organizan  giras  de placer por el Caribe.Para viajar a Providencia se toma un servicio de transporte marítimo de pasajeros que  parte  en  horas  de  la  mañana  de Nene’s Marina, en San Andrés, y regresa en la tarde. La travesía dura de dos horas y media a tres horas.También  se  puede  hacer  contacto  en  la terminal marítima o en las correspondientes  oficinas  con  los  agentes  navales  de las    embarcaciones    que    transportan combustible y mercancías y que prestan el servicio entre las islas durante algunos días  de  la  semana.  Este  viaje  no  ofrece comodidad  alguna  y  puede  durar  unas ocho horas.